Pautas para llevar un embarazo sano y tranquilo

Pautas para llevar un embarazo sano y tranquilo

Pautas para llevar un embarazo sano y tranquilo

Para las mujeres embarazadas es esencial llevar una vida lo más tranquila posible, lejos de rutinas agitadas y de agendas estresantes. Hay que recordar lo sensible que es una mujer en estado de gestación.

En ese sentido, existen dos situaciones a las cuales prestar debida atención: la salud física y la salud emocional de la madre. La etapa por la que atraviesa hace que muchos factores, por pequeños que sean, afecten en gran medida el desarrollo del embarazo.

Por eso queremos darte 4 pautas para llevar un embarazo sano y tranquilo:

1. Cuida la sensibilidad de una futura madre

Todos estamos rodeados de situaciones que actúan sobre nuestra vida desde lo ambiental, laboral, sicológico, social, etc. Todo ello permite que el ambiente que respiramos sea tranquilo o no. Cuando se trata de una mujer embarazada, cobra mayor importancia.

Nunca estamos exentos de vivir experiencias que alteren nuestra paz interior, por supuesto una futura madre tampoco lo está. La diferencia está en que esa experiencia tiene consecuencias más fuertes  sobre ella pues es mayormente susceptible a los estímulos externos.

2. Haz ejercicio para mantener la calma

Normalmente es inevitable alterarse, conmoverse o excitarse demasiado. La mujer debe enfrentar este tipo de situaciones de otra manera teniendo en mente que todas esas emociones fuertes recaen sobre el bebé también.

Algunos trucos para ello serían tomarse una pausa sea cual sea la situación, cambiar la perspectiva y tratar de ver el lado positivo de las cosas, recordar que luego de la tormenta llega la calma, etc. Son pequeños ejercicios que permitirán a la madre mantener el equilibrio emocional.

3. Evita las emociones fuertes

La exaltación y los estados de ánimo frenéticos en mujeres gestantes pueden tener consecuencias como niños con hiperactividad, problemas motrices o déficit de atención. De ahí la importancia del autocontrol en situaciones extremas.

El caso contrario también tiene efectos en el desarrollo de los niños y su personalidad. Hablamos de la depresión, los desánimos, decaimiento, la tristeza, etc. Todo esto influirá negativamente en el futuro del bebé. La conclusión es que ningún extremo es bueno.



4. Recomendaciones generales y necesarias

Una serie de buenos hábitos y prácticas durante el embarazo serían: asistir al control ginecológico, hacer caso a las recomendaciones médicas, realizar ejercicios de relajación, hacer actividad física, cuidar la alimentación, mantener contacto con entornos naturales, rodearse de familiares, amigos y personas especiales. Factores importantes para lograr una tranquilidad durante esta etapa.

Si deseas que tu embarazo sea perfecto en todos los detalles, no olvides tener estas y más pautas para lograrlo. Y recuerda  que estás en la mejor etapa de tu vida, disfrútala.

Posteado el 06/09/2017 Home 542

Archivos del Blog

Búsqueda del blog

Visto recientemente

Sin productos

Menu

Compare 0